lunes, 24 de febrero de 2014
Buenas a todos.

En este capítulo vamos a dar nuestros primeros pasos con la herramienta: Descargaremos el bundle (o paquete de instalación), lo instalaremos y comprobaremos que lo tenemos todo preparado para empezar a meternos en chicha. Mi intención, en los próximos capítulos, es ver un poco más allá y explicaros qué es lo que habéis instalado a nivel de despliegue (archivos, configuración, etc), así como el día a día del uso de la aplicación (acceder como un administrador, ver opciones disponibles, etc).

Lo primero que hacemos es irnos a la página de descargas de Alfresco y observamos esto:

Página de descargas
Si accedemos siempre a través de esta página, nos aseguraremos que descargamos siempre la última versión.  En mi caso voy a escoger la versión Community 4.2.e para MacOS que es el Sistema operativo que tengo. Si os fijáis abajo a la izquierda, me sale resaltada la opción.

Una curiosidad: Las distribuciones que terminan por una letra, por ejemplo 3.4.d, corresponden a la versión Community, si por el contrario vemos que hay disponible una versión terminada en número, por ejemplo 4.1.6, estaríamos hablando de la versión One (antigua Enterprise).

La filosofía es: Alfresco trabaja sobre una versión Community, libre y gratuita, en la que la "comunidad" reporta errores que los ingenieros de Alfresco van solventando y cada N releases de esta Community sacan una versión estable, es decir, una versión One. La diferencia hasta aquí está clara, pero: ¿Debería usar Community o One? Respuesta sencilla: Depende de tus necesidades: Si lo que tienes es un entorno pequeño que vaya a ser usado por un número reducido de usuarios, entonces puedes usar la Community sin problemas. Si, por contra, estás en una empresa donde se prevee que haya cientos de usuarios, con una disponibilidad de 24h, 7 días... entonces directamente recomendaría la One. Obviamente, también puedes plantearte hacer un pequeño piloto en la versión Community y mas adelante, si tus necesidades van en aumento, dar el salto a la One.

Bueno, sin más pasemos a instalarnos un Alfresco :-)

¡Manos a la obra!

Instalando nuestro Alfresco

1. Ejecutamos el instalador que nos hemos descargado de la web de Alfresco y elegimos el idioma



2. Presionamos siguiente



3. Tenemos dos opciones de instalación posibles: Fácil o Avanzado. La versión sencilla instalará los compomentes con los puertos que tengan por defecto, sin embargo, con la opción avanzada, podréis elegir concretamente qué queréis instalar así como cambiar los puertos.

En mi caso voy a escoger la avanzada para ver qué componentes y sobre qué puertos van a instalarse.



4. A continuación nos saldrá qué queremos instalar en nuestro Alfresco



5. La ubicación donde se instalará



6. Puerto para la base de datos



7. Puertos para nuestro servidor de aplicaciones web (Tomcat)


Cuando accedemos a nuestro alfresco lo hacemos a través de  protocolo://dominio:puerto_tomcat/aplicación, por ejemplo http:/localhost:8080/share
  • Protocolo  Por defecto Alfresco se instala con un protocolo http (sin securizar las comunicaciones).
  • Dominio Hay un archivo llamado hosts en el sistema operativo en el que ya viene configurado que esa dirección, 127.0.0.1, sea interpretada en nuestro navegador como localhost (para más información visitar el siguiente enlace). Pero resumiendo, está definido en:

    • Windows 7: Windows\System32\drivers\etc\hosts 
    • Ubuntu: /etc/hosts
    • MacOS:  /private/etc/hosts 
  •  Puerto Por defecto 8080.
  • Aplicación En nuestro caso solo podremos elegir entre alfresco o share. Ya veremos más adelante el por qué.
Así finalmente si queremos acceder al Share, que os recuerdo que es la aplicación para la colaboración entre personas, sería algo como:

http://localhost:8080/share
o también
http://127.0.0.1:8080/share

8. El puerto FTP



9. Puerto RMI: Remote Method Invocation de Java, es decir,  un mecanismo que nos ofrece Java para llamar un método o función de manera remota (más información en este enlace). En nuestro caso por ejemplo si en un futuro queremos acceder a la consola JMX, tirará de este puerto. Pero ya lo veremos más adelante.



10.  Metemos la contraseña para el usuario admin. Advertencia: Tened cuidado y apuntadla porque sin ella no podréis acceder a vuestro Alfresco.



11. El puerto de Sharepoint


Sharepoint o también conocido como módulo VTI: Todas las interactuaciones entre Share con los documentos de tipo office: Word, Excel, Access, etc se realizan a través de este protocolo. Como por ejemplo editar un documento en línea, que nos abra nuestro Word para poderlo editar y guardarlo de nuevo en Share.


12. Puerto del Open Office


Alfresco utiliza el Open Office para la transformación entre tipos de documentos, por ejemplo, de un documento Word, salvarlo como PDF.


13. Finalmente, nuestro programa empezará a instalarse con la configuración que le hemos dejado.




14. Vamos a comprobar que esté funcionando todo correctamente. Para ellos nos vamos a http://localhost:8080/share e introducimos admin y la contraseña que hemos configurado anteriormente



15. Si todo ha ido bien, veremos una pantalla como esta:




Y esto ha sido todo por ahora. En el próximo post me gustaría explicaros qué hemos instalado pero navegando por las carpetas de la instalación, porque lo creáis o no es muy útil conocer la estructura y dónde debéis tocar para hacer vuestras customizaciones/personalizaciones y añadir vuestros scripts o por ejemplo dónde tenemos la base de datos y cómo podemos hacer backups.
¡Un saludo!

Buscar

Cargando...

Seguidores

Visitas

Entradas populares